Con un nombre como éste, Salvaje ya nos asegura que la experiencia que vamos a vivir aquí puede ser de todo menos usual. Y es que después de triunfar en lugares como Panamá o Bogotá, este restaurante que fusiona la gastronomía mediterránea y la japonesa llega al barrio Salamanca y, más concretamente, a la calle Velázquez, dispuesto a ganarse al público madrileño.

El chef Fermín Azkue está detrás de la propuesta gastronómica de las tres sedes que, por ahora, tiene la enseña. En el caso del centro capitalino, aquí se ha decidido dar peso al productazo de aquí pero con la forma de allá. Por ejemplo, podemos encontrar pulpo gallego pero la forma de prepararlo… la forma de prepararlo va a tener miga. Dentro de su carta se establecen varias secciones entre las que destaca el Sushi Bar, una opción muy recomendable si se llega a Salvaje con un grupo grande de amigos (lugar ideal para ello, por cierto). Tampoco faltan, por ejemplo, los platos de Robata, la parrilla japonesa que ya se ha hecho su hueco en las preferencias foodies de los madrileños. Carnes, pescados y verduras forman parte de los platos que aquí se elaboran.

Otro de los puntos interesantes de Salvaje, antes de pasar a su cara nocturna, es la experiencia Omakase en la que el propio chef / sushi man cocina en exclusiva para un reducido grupo de personas.

A Salvaje tampoco le falta el rollazo para que nos soltemos la melena. Al caer la noche, los cócteles de autor desfilan por su carta, se escuchan hits internacionales en sus instalaciones y parte de su equipo viste sus mejores galas para animarnos a mover el body hasta bien entrada la madrugada.

Dirección: Velázquez, 96 // <M> Núñez de Balboa // Teléfono: 675 10 77 38 // Precio medio: 50€ . Más información en su web.

salvaje Bandeja sushi