El nombre de la tienda ya auguraba algo de lo que nos íbamos a encontrar dentro. Efectivamente, aquí el chocolate es el rey indiscutible de la propuesta, ya que todos los productos que se ven desde el mostrador de esta pequeña tienda de Chueca llevan, de una u otra forma, una parte de este derivado del cacao. En muy poco espacio se concentra una gran cantidad golosa y azucarada de productos. Eso sí, no estamos hablando de dulces al uso, sino de unos que cuidan sus ingredientes y tratan de ser todo lo saludables que sea posible.

CHÖK the chocolate kitchen Piruleta de chocilate blanco

La andadura de esta tienda que, como es obvio, tiene detrás a auténticos fanáticos del chocolate comenzó en Barcelona, donde cuenta con varias sedes, y viajó hasta Gibraltar y, al fin, Madrid. Aquí, en la calle Augusto Figueroa, su centro capitalino se ha convertido en uno de los establecimientos más concurridos de la zona. Además de disfrutar de alguno de sus dulces, pensados para el formato take away, en Chök también disponen de una pequeña barra para un dulce descanso, a ser posible con café o chocolate caliente, dos de las bebidas que tienen a la venta.

ODA AL CHOCOLATE EN TODAS SUS FORMAS

Todo está hecho con chocolate, sí, pero la variedad de productos es inmensa. Porque aquí podemos encontrar, por ejemplo, tabletas de chocolate que están expuestas en una de las paredes de la tienda y cuya variedad es infinita. Desde chocolate blanco con frambuesa liofilizada, hasta chocolate con un punto de sal o algunas tabletas con un mix de frutos secos que funcionan fetén cuando se combinan con el chocolate.

CHÖK the chocolate kitchen trufas artesanales

También disponen de piruletas, puede que sea éste el dulce más llamativo que sirven en Chök y, aunque sus ingredientes son súper sencillos -galleta María y chocolate, básicamente- convencen a la clientela. Un relleno de crema de chocolate va entre un sándwich de galletas de las de siempre que se rebozan, a su vez, en chocolate fundido que, posteriormente, se solidificará y al que se le añadirán diferentes sabores como, por ejemplo, Oreo, best seller de la tienda. También disponen aquí de tartas en formato individual y, por supuesto, de varias raciones. Son estas últimas las que se hacen únicamente por encargo. Otro de los productos más vendidos son las trufas, que preparan artesanalmente y que adquieren diferentes colores y sabores.

CHÖK the chocolate kitchen Piruleta de oreo

El Kronut es, sin duda, la máxima atracción del local. Si sabes lo que es seguro que entiendes su alta demanda. Si no es así, te contamos que es un híbrido entre la masa de un croissant y la forma de un dónut, que ideó hace unos años un chef pastelero francés y que comenzó a vender en su negocio del Soho londinense. De ahí llegaron a nuestro país de la mano de Chök y es precisamente esta tienda la que se ha encargado de dar rienda suelta a la imaginación mediante un buen número de variedades, con algunos cambios en función de la temporada. Cada uno de estos kronut se bañan con chocolate con leche o chocolate blanco y, sobre esta primera cobertura, se incorpora un topping muy apetecible como Pistacho, Kinder Bueno, Mango… Dentro de los kronut encontramos también algunas recetas con masa vegana, aptas para esta opción alimentaria y también alternativas gluten free que los hacen aptos para celíacos.

CHÖK the chocolate kitchen La tienda en la que TODO lleva chocolate

Un paraíso chocolatero que ya forma parte del top de los viandantes de la zona a juzgar por el bullicio que se acumula de forma constante en el local.

Dirección: Augusto Figueroa, 16 // <M> Chueca // Horario: todos los días de 9 a 21h // Teléfono: 910 07 06 62 // Para descubrir más información, consulta su web.

CHÖK the chocolate kitchen tabletas de chocolate