Los helados ya no son lo que eran. Su formato en los últimos años ha evolucionado hacia uno mucho más saludable (como todo en general), y ha desmentido esos mitos que lo asocian con un alimento calórico. En ese sentido, una de las startups que han colaborado para cambiar los parámetros de lo establecido ha sido Hokey Pops, la firma Made in Spain que ha puesto todo su corazón -y saber hacer- en elaborar helados 100% artesanales y naturales en formato paleta. Because ice cream solves everything…

Estos helados de inspiración mexicana e italiana se componen con ingredientes -de primer calidad- totalmente naturales, sin conservantes ni colorantes artificiales, y se presentan a través de una amplia gama de sabores para satisfacer el paladar de todos los clientes. Paletas de crema, fruta, rellenas, light, de proteínas, para veganos, celíacos o diabéticos. En este universo no hay límites; aquí todo el mundo puede participar. Esa fue la idea que un grupo de jóvenes emprendedores, entre ellos Violeta Sanz, decidió materializar en este paraíso congelado, en base a la pasión por el helado que descubrieron mientras trabajaban en países como Argentina, México o Brasil: zonas donde la paleta ya se ha elevado como tendencia absoluta. ‘Hemos querido recuperar la mítica paleta mexicana con nuestra particular reinterpretación de la misma, combinando sabores y texturas sorprendentes y, por supuesto, naturales’.

HOKEY POPS helados de paleta naturales

El modelo de negocio establecido en Hokey Pops nace a principios del 1900 con los inmigrantes italianos asentados en Nueva York, que habían llevado al país americano su forma de hacer helados, así como su venta por las calles de la ciudad en carritos ambulantes. ‘Para captar la atención de los clientes, los vendedores iban voz en grito, detallando las maravillas de sus productos, y entre las frases que cantaban había una que se repetía casi constantemente: ‘Oh Ché pocco’,  que hacía referencia al buen precio de sus deliciosos helados. Así fue como esta expresión fue calando poco a poco y derivando en su pronunciación: del ‘O Che Pocco’ se pasó al ‘Ochi Pocchi’ y finalmente al Hokey Pokey, que es el nombre por el que se acabaría llamando a los vendedores ambulantes de helados tanto en New York como en Londres cuando se oían sus voces por las calles. Por otro lado, Pops proviene del significado en inglés de polo.

La startup de polos basados en la cremosidad, la combinación de aromas y texturas sorprendentes, ha desarrollado casi 20 sabores en su afán de investigación y desarrollo de nuevas propuestas a raíz de ingredientes de primera calidad y de perfección técnica. Así, cuenta con recetas exclusivas y despliega todo un recorrido de helados enmarcados en 4 grandes categorías: frutos, rellenos, de crema y especiales. Entre ellos, los más sorprendentes y exóticos son: la Paleta de maracuyá rellena de leche condensada, la de Frambuesa rellena de leche condensada, de Menta blanca rellena de crema de chocolate y avellana, y la de Tarta de queso con galleta. ¿Pueden ser más apetecibles?

Además, disponen de cajas isotérmicas para llevar multitud de helados a cualquier hora y lugar, incluso a eventos a través de packs especiales que disponen para la ocasión. El helado llegará tan intacto y delicioso como si estuviese recién elaborado.

[tabby title=”Precios”]

3€

[tabby title=”Horario”]
De lunes a domingo de 12 a 23h.
[tabby title=”Dirección”]
Plaza de Chamberí, 3
[tabby title=”Metro”]
Iglesia
[tabbyending]

HOKEY POPS helados de paleta cien por cien artesanales